Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/02/11

devaluación?

 

¿BRASIL VA A DEVALUAR EL REAL?
Desde la visita de la Presidente Dilma Rousseff a Argentina, mucho se especuló sobre la posibilidad que el gobierno brasileño desvalorice su moneda.

Ante una posible desvalorización del Real, los empresarios argentinos entraron en pánico porque ciertamente, una alteración en la paridad de la moneda brasileña, modificaría negativamente, los números de la balanza comercial.

El Real y el Dólar:

Desde antes de asumir el gobierno, la Presidente Dilma Rousseff, manifestó que su gestión priorizaría controlar la inflación y también evitar una mayor desvalorización del Dólar en detrimento del Real.

Con la visita de Dilma a Argentina, el tema volvió a las primeras páginas de los diarios y en este informe, intentaremos  justificar por qué la desvalorización del Real en relación al Dólar es muy poco probable.

Sobre finales del año 2010, el gobierno dio señales al mercado que intentaría contener la desvalorización del Dólar y que disponía de herramientas para ello.

Las herramientas fueron las siguientes:

1
Aumentó el  Impuesto a las Operaciones Financieras – IOF – del 2%, al 4% y finalmente al 6%, para el ingreso de capitales del exterior con fines especulativos.
Esta herramienta no se mostró muy eficiente
2
Creó un encaje para la posición “vendida” de los bancos, que en su totalidad, apostaron a que la valorización del Real, continuará a lo largo del año 2011. Los bancos brasileños habían vendido Dólares a futuro por U$S 16.300 millones y esta imposición del encaje, obligó a los mismos a comprar en el mercado U$S 5.500 millones y depositarlos, sin remuneración, en el  Banco Central de Brasil
3
Continuó con las compras de Dólares en el mercado a la vista (spot). El objetivo de esta medida es aumentar la demanda de dólares y generar un aumento de la cotización.
4
Instrumentó la  compra de dólares a futuro, con la intención de mostrar al mercado cual es el “piso” de la cotización.
5
Implementó remates de “Swap cambial reverso”, que en la práctica equivale a la compra de dólares en el mercado futuro.

Los resultados obtenidos en función de estas acciones del BC de Brasil fueron tímidos. En el mes de enero de 2011 y luego de 41 intervenciones  – 31 compras a la vista, 4 operaciones de swap cambial reverso y 3 operaciones de Dlares a término-, el Dólar cotizó con una valorización del 0,48%, a R$ 1,674 (sobre el final al 31 de diciembre de 2010 de R$ 1,666).

Según una nota de Eduardo Campos en el diario Valor Económico, el Banco Central trabajaría con una banda de flotación teórica, para que no baje de R$ 1,65 y se mantenga lo más próximo posible a R$ 1,70.

Si el BC de Brasil no hubiera intervenido, la cotización del dólar estaría muy próxima a R$ 1,55.

¿Por qué Brasil no puede propiciar una desvalorización desmedida del Real ?

Existen siempre dos caras de una misma moneda y lo mismo ocurre con la alternativa de desvalorizar el Real en función del Dólar.

Como puntos positivos (para Brasil), la desvalorización del real permitiría:
1
Mejorar la competitividad de los productos brasileños por medio de la tasa de cambio nominal (la cotización diaria),
2
Aumentaría las exportaciones porque los productos brasileños serían más baratos,
3
Facilitaría la entrada de mayor cantidad de Dólares para producción (menos dólares, posibilitarían comprar más reales).
4
Posibilitaría que Brasil no pierda con la desvalorización del activo que configura sus reservas internacionales. (si el Dólar pierde cotización respecto del real, las reservas internacionales, que son en Dólares, también perderían valor).

Puntos negativos:
1
El Dólar por arriba de R$ 1,70, sería otro frente de batalla para el control de la inflación. Según el economista André Cabus  Klotzle, profesor de la PUC-RJ, un Dólar de hasta R$ 1,70, no alteraría el índice de inflación, que ya tiene una proyección bastante superior a la meta del gobierno de 4,5%. Las proyecciones para el 2011 son del 6%.
Hoy Brasil, importa muchos insumos para la producción y también productos de consumo final. Una elevación del Dólar, empujaría la inflación y el gobierno fue enfático en su lucha para que la inflación no se dispare.
2
El costo para buscar la desvalorización del Real está siendo muy alto para el país.  El Banco Central de Brasil, debió comprar casi U$S 10.000 millones en el mes de enero, que incorporó a las reservas internacionales. 
3
Estas compras de Dólares para sostener la cotización, tienen un costo de aproximadamente U$S 30.000 millones por año.  La cuenta se fundamenta en que la rentabilidad anual de las reservas – de U$S 300.000 millones) es del 1,12% promedio. (fue de 0,83% en 2009 y de 1,41% en 2010). Debemos observar que hasta la crisis del 2008, la rentabilidad llegó al 9,33%.
Las cuentas públicas y los desafíos de Dilma en los próximos meses:

Para conseguir enfriar la demanda y apreciar el tipo de cambio, el gobierno debe realizar un fuerte ajuste fiscal. Traduciendo, necesita disminuir el gasto público.
De esta forma el Banco Central podría bajar los intereses, lo que generaría una reducción de dólares entrando al país y esto por su vez, al disminuir la oferta de dólares provenientes del exterior, la tasa de cambio nominal,  aumentaría, desvalorizando el Real en el mediano plazo.

En el mes de enero, la entrada de Dólares, superó la salida en U$S 12.300 millones, lo que explica el esfuerzo del Banco Central para contener la apreciación del Real en el mismo período.

Un indicador para prestar atención es el déficit en la balanza de cuenta corriente. En el 2010, este déficit llegó al 2,3% del PIB y debe llegar a 2,84% en el 2011. En números este porcentaje equivale a una necesidad de financiación del exterior, de U$S 64.000 millones.

En relación al gasto público, las previsiones del mercado estiman que la reducción se situaría entre R$ 30.000 y R$ 40.000 millones.

Una reducción de R$ 40.000, colocaría el gasto público en el 18,3% respecto del PIB, lo que se mostraría insuficiente para corregir las distorsiones.

Con este corte, el superávit fiscal llegaría a 2,6% del PIB (por debajo de la meta). La tasa de interés debería subir por arriba de la actual SELIC del  11,25%.

La necesidad efectiva para solucionar las distorsiones, requiere una reducción de gastos público de R$ 60.000, que permitiría que este gasto se sitúe en el 17,8% del PIB y posibilitaría que el superávit primario llegue al 3,1% proyectado.
La tasa SELIC tendría que subir para el 12,5% y de esta forma se generaría una reducción de intereses de la deuda pública, del orden e los R$ 22.000 millones.

¿Cuál será la cotización del dólar en el año 2011?

Todos los analistas son contundentes en afirmar que, a pesar de los esfuerzos del gobierno,  el Real valorizado, vino para quedarse.

Desde el punto de vista de las acciones locales, no hay fórmulas mágicas.

El gobierno se esforzará para que el Dólar, en la peor de las alternativas, no baje del piso de R$ 1,65 y que no suba mucho más que los R$ 1,70 / R$ 1,75, lo que permitiría controlar el índice de inflación.

Desde el punto de vista internacional, una alteración de la política monetaria en los Estados Unidos, podría generar una salida de capitales mayor que lo previsto y de esta forma podría generar una desvalorización mayor del Real. (Podría llevar el Dólar hasta R$ 1.90).

Esta alteración en la política monetaria americana, no está prevista para el 2011.
Una proyección del Real en función del indicador internacional, BIG MAC, realizada por el economista  argentino Marcelo Renda,  colocaría al real en una paridad de R$ 2,34 por Dólar.

Este sería el valor del equilibrio, comparando el valor del BIG MAC en diversos países.

Con esta cotización, el desequilibrio de la balanza comercial entre Argentina y Brasil, se vería absurdamente deteriorada en el corto y mediano plazo.

Marcelo Renda, observa que este valor de equilibrio no es necesariamente la cotización que el Real  tendrá en los próximos meses.

Si el Real llegara a R$ 2,34, los industriales brasileños, estarían con índices de felicidad elevados, la inflación de Brasil, con riesgos de salir de la meta establecida por el gobierno, y los empresarios argentinos, haciendo filas en los organismos públicos, pidiendo medidas para contener la avalancha de productos desde Brasil.

Menos mal que las proyecciones son eso: previsiones que las variables económicas del mundo, se resisten a leer…y a aplicar.

Gustavo Segre
gustavo@centergroup.net
Analista del Mercosur
Germán Segre
german@centergroup.net
Analista del Mercosur

Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

Anuncios

Read Full Post »

WEF

WEF_GlobalCompetitivenessReport_2010-11

bajar en pdf:

WEF_GlobalCompetitivenessReport_2010-11

 

Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

Read Full Post »

Protegido: 2050

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

integración

Sixto Portela

2011/02/04

 

Temas de Integración

 

Alianza Estratégica

 

         Nos ha visitado la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, quien puso de relieve el carácter “estratégico” de la alianza brasileño argentina, expresión utilizada también con frecuencia entre nosotros.

Como toda estrategia es diseñada, necesariamente, para alcanzar un objetivo, y en este caso se trataría de un objetivo de la más alta política de estado (1), resulta oportuno recordar que en la Declaración Conjunta suscripta por la visitante y la presidenta Cristina Fernández el 31 de enero de 2011 se coincide en que es objetivo de aquella alianza que ambos países conformen “el eje constitutivo de la integración a nivel regional”, lo cual, como puede advertirse, no es poca cosa.

Los acuerdos existentes en este momento colocan como principal ámbito regional de integración a la Unión de Naciones de la América del Sur (UNASUR), asentada sobre una formidable masa continental abierta a los dos mayores océanos, dentro de la cual coexisten procesos integradores menores que ambos países integran:

– ALADI, lo que nos mantiene cerca de México, y MERCOSUR;  y uno del que están ausentes, la CAN, Comunidad Andina de Naciones.

Como novedad encontramos dos países y un territorio sin origen ibérico: Guyana y Surinam, incorporados también a la UNASUR, y Guayana, departamento de la República Francesa en el exterior, respecto del cual existen convenios de colaboración suscriptos entre el gobierno francés y el Brasil.

De aquella Declaración Conjunta presidencial surge además que el objetivo continental es independiente respecto del proceso de integración bilateral argentino-brasileño, reconocido también como política de estado por ambos países.

La relación y el compromiso creados entre los gobiernos de Argentina y Brasil  implican una responsabilidad mutua hacia el futuro de la cual los argentinos debemos tener una conciencia mayor, no sólo por el papel que nos toca frente a los países hispano hablantes, sino porque los hemos asumido con el que ya es uno de los principales países del mundo y que, según todo lo anuncia, será una potencia no mucho más adelante.

Claro está que hace setenta años, cuando se firmó el primer acuerdo de unión aduanera entre Argentina y Brasil, durante los gobiernos de Ramón Castillo y Getúlio Dornelles Vargas, Argentina tenía un PBI equivalente al 45% de toda América del Sur, incluido Brasil (2), pero no parece que el Brasil actual vaya a sufrir un deterioro feroz como lo tuvo nuestro país en poco más de tres generaciones.

         En 1992, a un año de la firma del Tratado de Asunción que crea el MERCOSUR, Alieto Aldo Guadagni, entonces Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería argentina, se preguntaba, en una publicación oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores: ¿por qué le conviene a Argentina la integración económica con Brasil?, y ¿por qué le conviene a Brasil la integración económica con Argentina?

         A la primera cuestión responde: “por el tamaño de la economía (del Brasil) y, en consecuencia de su mercado (el PBI brasileño ronda los 350 mil millones de dólares con 150 millones de habitantes que serán 180 millones a fin de esta década); porque es vecino; porque en muchos aspectos importantes ambas economías son complementarias; porque ellos nos perciben como el principal socio posible para la integración; porque su sostenido crecimiento puede contribuir a generar un efecto “locomotora” sobre la economía argentina, pues bien se ha dicho que Brasil evidencia una tozuda vocación por crecer; porque los acuerdos de integración significan una garantía de seguro acceso a un amplio mercado.”

         A la segunda, responde que Brasil lo hace: “en general, para lograr el espacio geopolítico y la masa crítica necesaria que les permitan acceder al club de los países industrializados. Argentina y Brasil juntos, por tamaño de mercado, sumatoria del PBI, espacio geoeconómico, dotación de factores y recursos, y aliados políticamente, pueden aspirar con posibilidades de éxito a convertirse en el nuevo socio del club de los países desarrollados. Brasil cree que una buena asociación con Argentina y con los otros países del MERCOSUR, le facilitará enormemente sus posibilidades de acceder a dicho club …” (3)

         Claro está que en el momento en que Guadagni describía lúcidamente las perspectivas anteriores no conocía la devastación que el propio gobierno argentino de la época produciría en la economía nacional y la producción en particular. Veinte años después Brasil ya es miembro del club al que aspiraba, pero Argentina aún no ha podido garantizarse el “seguro acceso a un amplio mercado” y, debemos reconocerlo, no encuentra la manera adecuada de recrear una industria competitiva.

Por lo demás, la integración suramericana tiene por delante un complejo panorama del que no pueden eliminarse las lógicas influencias externas, como lo muestra una crónica de la Revista Dinero.Com de Colombia, del 3 de enero de 2011, según la cual ese país, Perú y Chile (estos dos últimos miembros de ALADI y UNASUR, y asociados al MERCOSUR por tratados de libre comercio) avanzan hacia un Área de Integración Profunda (AIP) que incluye a México, para lo que están definiendo la hoja de ruta que seguirá tras la propuesta inicial hecha en octubre de 2010 por el presidente del Perú, Alan García, a la que se sumó la invitación del Presidente de Chile, Sebastián Piñera, a los de Perú, Colombia y México, durante la Cumbre Iberoamericana de  Mar del Plata, para realizar una reunión tendiente a discutir cómo fortalecer su relación.

Según lo explicó el ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Sergio Díaz-Granados, “el concepto de AIP apunta a asegurar la plena libertad para la circulación de bienes, servicios, capitales y personas, es decir, algo similar a un
mercado común, pero con la posibilidad e interés expresado por los Presidentes de incorporarle otras dimensiones”, dijo. En su concepto, “esta es una excelente oportunidad, tanto para mejorar el relacionamiento en comercio, inversión y finanzas, entre nuestras naciones, como para seguir avanzando hacia el objetivo de acercarnos cada vez más a las economías de los países del Asia-Pacífico”.

Los cuatro países constituyen un mercado de más de 200 millones de habitantes y representan más de un tercio del PIB y más de la mitad de las exportaciones de América Latina, aunque estas dimensiones están muy influidas por la participación de México integrante, a su vez, del Tratado de Libre Comercio de Norte América junto con los Estados Unidos y Canadá.

Por otra parte, los Ministros acordaron que este proyecto estará abierto, en particular, a los países que conforman el Foro del Arco del Pacífico Latinoamericano: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Ecuador (éste último también miembro de ALADI y UNASUR).

         No sería razonable separar totalmente este proyecto del viaje que en marzo realizará el presidente Barack Obama, en el que visitará a Brasil, cuya importancia en la región lo hace destino inexcusable y que tiene una antigua relación con los Estados Unidos, en la cual es nota emblemática la contribución de soldados brasileños en la batalla de Montecassino; a Chile, aliado democrático y ordenado, con un gobierno cercano ideológicamente e interlocutor en el tema asiático; y a El Salvador, ubicado en el mismo centro del Arco del Pacífico.       

Este movimiento puede determinar una organización con un posicionamiento físico volcado fuertemente a la relación con Asia y Asia Pacífico, y con un epicentro de decisión y operativo ubicado en el hemisferio norte, con natural incidencia en los servicios de comunicaciones, transporte, y comercio exterior en general, susceptible de descolocar a los países atlánticos de América del Sur, Argentina y Uruguay en particular. 

En el próximo informe comenzaremos a ver algo de lo firmado por las presidentas Rousseff y Fernández.

Notas

(1) Beaufre, Gral. André, Estrategia de la acción, ed. Pleamar, Buenos Aires, 1973; Disuasión y Estrategia, ed. Rioplatense, Buenos Aires, 1980.

(2) Bunge, Alejandro E. Una Nueva Argentina. Ed. Kraft. Buenos Aires. 1940. Reedición Hyspamérica. Madrid. 1984.

(3) Guadagni, Alieto Aldo. “Mercosur: Una Herramienta de Desarrollo”. En “El Mercado Común del Cono Sur”. Centro de Economía Internacional, Secretaría de Relaciones Económicas Internacionales. Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Buenos Aires. 1992.

 

Texto registrado, si se reproduce deberá citarse la fuente.

Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

Read Full Post »

Protegido: industria

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

acuerdo

La revista catalana de pensamiento social
más leída en el mundowww.revistalafactoria.eu
Imprimir

Noticias

TEXTO ÍNTEGRO: Acuerdo social y económico.

04-02-2011
El gobierno, las organizaciones sindicales (CC.OO. y UGT) y las organizaciones empresariales (CEOE y CEPYME) han firmado, el miércoles 2 de febrero de 2011 en Madrid, el Acuerdo Social y Económico, pacto global que incluye la reforma de las jubilaciones y también un plan de lucha contra el desempleo. LA FACTORIA publica el texto íntegro.

.


Acuerdo social y económico para el crecimiento, el empleo y la garantía de las pensiones
CC.OO., CEOE, CEPYME, Gobierno de España, UGT

 

Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

Read Full Post »

Protegido: EI

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Older Posts »