Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2010

bcba

BANCO CIUDAD DE BUENOS AIRES

INFORME ECONOMICO SEMANAL

Sector externo: twister a favor – Pág. 2

Actividad e industria: freno estacional en el

crecimiento – Pág. 7

La marcha de los mercados – Pág.10

Estadístico – Pág. 12

 

http://srvdocs2.bancociudad.com.ar/Content/Institucional/Informe-semanal-110.pdf

Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

Anuncios

Read Full Post »

Protegido: deloitte

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

audio comex

AUDIO COMPLETO del programa “COMERCIO EXTERIOR SIGLO XXI” del 26/10/10

 

Factura Electrónica para Importadores +”guerra de monedas”y/o “guerra comercial” según López Murphi + Lapeña: energía y obras públicas + Misión Italiana

Hoy hemos realizado una nueva emisión, del programa de la Cámara de Importadores de la República Argentina que recomendamos muy especialmente. En efecto, en “COMERCIO EXTERIOR SIGLO XXI”, pudimos analizar, en profundidad, temas estratégicos para los importadores y los operadores del comercio exterior argentinos.

Esta vez, contamos con la presencia de:

* Dr. OSCAR ESPERON, Tesorero CIRA, comentando el excelente desayuno de trabajo organizado por CIRA, en el auditorio de AFIP, donde, con la presencia del Dr. ECHEGARAY y su equipo, y ante 400 representantes de empresas de comex, fue anuncianda y explicada la nueva RG de AFIP, que será publicada a la brevedad en relación a la Factura Electrónica para Importadores . (en audio, de 16:50 a 26:05)

* ING DIEGO PEREZ SANTISTEBAN, Presidente de CIRA, con el análisis de los principales temas de la agenda del comex: el análisis de las estadísticas de la balanza comercial, y la denominada “guerra de monedas”.(en audio, de 45:20 a 58:30).

* CORRADO MEZZOLANI,  Punto focal en Argentina de la Reggione MARCHE (ITALIA). Representante de la Cámara de Comercio di Pessaro-Urbino- Provincia de Pessaro-Urbino y Commune di Pessaro, reggione MARCHE (Italia), desarrollando la iniciativa,  de las cámaras que representa, en relación a las posibilidades comerciales entre ésta importante región italiana, y nuestro país, que originan la visita institucional, a efectuarse el próximo diciembre del año en curso.(en audio, de 01:04:00 a 01:08:20)+(de 01:22:10 a 01:31:45)+(de 01:41:49 a 01:58:15)

* Ing. JORGE LAPEÑA, ExSecretario de Energía de la Nación, desarrollando dos temas estratégicos: la iniciativa de los 8 secretarios de energía en relación a un proyecto energético común, como política de estado, y la iniciativa del IAE “General Mosconi”, para la firma de una CARTA COMPROMISO titulada “PROMOCIÓN DE BUENAS PRÁCTICAS POLÍTICAS Y ADMINISTRATIVAS EN EL ÁMBITO DE LA CONSTRUCCIÓN DE INFRAESTRUCTURA Y LOS SERVICIOS PÚBLICOS” (en audio, de 01:08:20 a 01:22:00)

* Dr. RICARDO LOPEZ MURPHI, economista, ex candidato presidencial, analizando el tema del momento, la “guerra de monedas” y/o “guerra comercial”, y sus deriviaciones e implicancias a nivel internacional, regional y local.(en audio, de 01:31:45 a 01:41:48)

Con la producción , dirección y conducción de la Gerencia de Relaciones Institucionales de CIRA, estamos enviando la emisión del programa del MARTES 26 de octubre de 2010

Lo pueden escuchar en el link de nuestra web o ingresando aquí: Programa 26/10/10

Read Full Post »

gcba 2011

ASAP: Informe sobre el Proyecto de Presupuesto 2011 del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

 INFORME SOBRE EL PROYECTO DE PRESUPUESTO 2011
DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

 

25 Octubre 2010

http://www.asap.org.ar/images/stories/file/informesgcba/infoasapgcbaproypresu2011.pdf

 
  

 

Read Full Post »

Global Asia

Boletín Noticias Global Asia

Publicidad
Jueves, 28 Octubre 2010
  Jueves, 28 de octubre de 2010

China continuará abriéndose al mundoDurante los próximos 5 años China optimizará su estructura de comercio exterior, estabilizando la demanda externa, mejorando las condiciones de la exportación y perfeccionando la competitividad tecnológica, los servicios, la calidad y la creación de marca. Leer más…
 

Miércoles, 27 de octubre de 2010 

China tendrá un millón de vehículos eléctricos en 2015Según el programa de desarrollo de vehículos de nuevos combustibles enmarcado en el XII Plan Quinquenal de China, hasta 2015 el país asiático contará con baterías de 10.000 millones de voltios- hora y bajará un 50 % su coste de producción. Leer más…

Martes, 26 de octubre de 2010

Lufthansa ofrece nuevos vuelos directos a BogotáLa compañía aérea alemana incrementa su red global de rutas con tres nuevos destinos en el horario de invierno 2010/2011. Con el inicio del nuevo horario de invierno 2010/2011, el próximo 31 de Octubre, Lufthansa vuelve a contar con vuelos directos a la capital colombiana, Bogotá. Lufthansa operará cinco vuelos semanales entre Frankfurt y Bogotá con modernos Airbus A340-600, con capacidad para 306 pasajeros.Leer más…

Lunes, 25 de octubre de 2010

Turkish Airlines operará en Valencia con cuatro vuelos semanales

La compañía aérea Turkish Airlnes y el Valencia Basket Club han alcanzado un acuerdo de patrocinio para la vigente temporada 2010-2011. Según este convenio, la aerolínea se convierte en uno de los principales patrocinadores del club durante la temporada en la que la entidad valenciana conmemora el 25 Aniversario y regresa a la Euroliga. Leer más…


MÁS NOTICIAS
EEUU, China y la UE unificarán sus estándares de seguridad de consumo
Jaguar y Land Rover buscan socio en China
La low cost de GM en China prepara su primer coche

  28_10_2010_Informativos_GA    

Hoy es Noticia:  China continuará abriéndose al mundo durante los próximos 5 años. Las ganancias de China del sector industrial crecen un 53,3 % en los primeros nueve meses de 2010. La tercera empresa eléctrica china abre filial en España. La catalana Esteve Química inaugura su 2º centro productivo en China.

Ver video


Publicidad
baner2_2

Read Full Post »

TECNOLOGIAS

Adjuntamos el artículo publicado en la Sección Política del diario Sur del Domingo pasado, pgs. 16 y 17 denominado

TECNOLOGIAS PARA ABRIR CABEZAS,

escrito por el Ing. Jorge Crom, integrante del grupo INFORMACION ESTRATEGICA

Tecnología para abrir cabezas

Por 

Jorge Crom

La presidenta Cristina Fernández y el ministro Julio De Vido anunciaron la instalación de una red de cables de fibra óptica de 30 mil kilómetros que recorrerá todo el país. (TELAM)

Otras notas

“Vamos a poder llevar la revolución tecnológica que se está dando en el mundo a todos los rincones de Argentina”, señalaron Antonio Roncorini y Felipe Boccoli, presidentes de cooperativas de telecomunicaciones. Sus expectativas se enmarcan en el inminente anuncio del Plan Argentina Conectada, que buscará llevar fibra óptica a todos los rincones del país y en el que las pequeñas empresas tendrán un rol central.

  • Fibertel: barajar y dar de nuevo
  • El quiebre del monopolio en los servicios de Internet –a partir de la declaración de caducidad de la licencia de Fibertel– y el proceso de migración hacia los pequeños y numerosos proveedores abrió un nuevo debate alrededor de cómo el Estado administra un bien aparentemente escaso, que hay que redistribuir entre cientos de fuentes (pymes y cooperativas) y millones de destinatarios (usuarios domiciliarios).

  • La TV digital viene marchandoCon el objetivo de fomentar la capacitación, producción y difusión de contenidos audiovisuales, el pasado miércoles se presentó el Programa Operativo de Fomento y Promoción de Contenidos Audiovisuales. Lanzado por el Consejo Asesor del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (Satvd-T), dicho programa busca estimular la industria audiovisual en la transición hacia la televisión digital.
  • El sueño de una TV para todos, cada vez más cercaEs un camino largo, sinuoso, para muchos difícil de imaginar, pero que promete dar a luz una nueva televisión. No se trata de un paradigma que pretenda pulverizar las reglas y tics de las señales comerciales. Sí de nuevas plataformas que llegarán en forma gratuita a todo el país y de contenidos generados desde una perspectiva que respete la diversidad, el federalismo y la voz de los menos escuchados.
  • Fibertel sigue la campaña suciaCaduca la licencia de Fibertel, Cablevisión sigue teniendo otras cuatro licencias de telecomunicaciones. Sin embargo, y a pesar de que continúa brindando el servicio de Internet a través de una de ellas, la empresa prefiere seguir alarmando a sus clientes y profundizando una campaña que roza la publicidad engañosa. Incluso, la Subsecretaría de Defensa del Consumidor de la Nación podría sancionar a la desaparecida proveedora de Internet, como consecuencia de una campaña publicitaria donde la marca garantiza que continuará brindando sin problemas el servicio a sus clientes.
  • “Las cooperativas pueden dar un servicio de mejor calidad y a mejor precio” La semana pasada, en Tres Arroyos, la Cooperativa Eléctrica puso en marcha su propio canal de televisión de aire, Celta TV, el primero desde la sanción de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Esto fue posible a partir de diversas medidas del Gobierno que vienen a reparar la exclusión sistemática que la dictadura y la política neoliberal impusieron a las entidades de la economía solidaria.
  • La presidenta anunció esta semana el Plan Quinquenal Argentina Conectada. Una iniciativa que busca llevar los beneficios del desarrollo tecnológico a todo el territorio del país.

    Debe reconocerse que en el ámbito de la comunicación, la información y las tecnologías, la Argentina está desarrollando un proceso de transformación único en su historia. La innovación tecnológica actúa como un telón de fondo de una escena con gran dinámica de cambio. Pero son las decisiones políticas las que, apalancadas en estos procesos, consiguen dotar a estos de una direccionalidad que no surge de manera espontánea de su propia emergencia.
    La tecnología y sus servicios son una mercancía a las que le caben las leyes del mercado. Pero su mano mágica no es capaz de asegurar un acceso generoso e igualitario para todos. Son las herramientas de políticas y específicamente los planes los que permiten orientar y estimular su desarrollo en favor de los sectores no alcanzados por la exclusiva lógica del mercado.
    Esta semana, la presidenta Cristina Fernández y el ministro de Planificación Julio De Vido anunciaron el Plan Quinquenal Argentina Conectada. Una red de cables de fibra óptica de 30 mil kilómetros, que dibujará un anillo que recorrerá toda la geografía del país, desde Jujuy, por el litoral y por la ruta 40 hasta cruzar finalmente el Estrecho de Magallanes y conectar a Tierra del Fuego. Esta red federal de fibra óptica operada por Arsat, integrará también en su trazado las instalaciones de torres y ductos de diversas empresas estatales y privadas de energía, e infraestructura de provincias y municipios en una extensión inicial de cinco mil kilómetros y servirá para llevar conectividad de banda ancha para el acceso a internet y a otros servicios de telefonía, video y datos a grandes zonas del país que actualmente no cuentan con capacidad suficiente o que pagan un alto costo por este recurso. Esto convertirá a Arsat en proveedora mayorista de banda ancha para 700 operadores de accesos a internet, mayoritariamente pymes y cooperativas de servicios y servirá para fijar un precio testigo a la banda ancha, actualmente provista principalmente por Telefónica y Telecom a precios que van desde los US$ 400 a US$ 1.800 por mes.
    A partir de esta red troncal, cuyos primeros 10 mil kilómetros apuntarán hacia los lugares más rezagados, también se instalarán Puntos de Acceso Digital (PAD) para la conexión gratuita en espacios públicos, centros recreativos, escuelas y bibliotecas populares en todo el país para aquellos que posean netbooks, laptops y celulares con conexión WiFi. Otros 350 Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) provistos de computadoras, WiFi, sala de videojuegos y microcine digital actuarán como espacios de conectividad y actividad gratuita. Cinco de ellos ya están en funcionamiento en Granadero Baigorria en Santa Fe, Chimbas y Villa Media Agua en San Juan, y Palpalá y San Salvador en Jujuy. Además, ya se concretó la compra de equipamiento para otros 150. Esto también será un beneficio directo para los jóvenes y docentes de escuelas secundarias que están recibiendo gratuitamente las tres millones y medio de computadoras portátiles a través del plan Conectar Igualdad.
    Sin mucha elaboración teórica, pero con un conjunto de herramienta de política y planificación que se van complementando en su aplicación, el Gobierno va estructurando un conjunto de iniciativas que, a la larga, van llevando los beneficios del desarrollo tecnológico en el campo de la información y la comunicación a los más amplios sectores de población en todo el territorio del país. Y es indudable que cuando esto ocurre, los actores del mercado se inquietan por la intromisión del Estado. Pero, en un escenario donde la ausencia estatal por muchos años permitió a los actores de una economía de redes, su libre accionar aplicando exclusivamente la lógica mercantil, libres de toda escala y estimulados por el acoplamiento preferencial de ir hacia donde más se crece, inevitablemente favoreció a que el rico se vuelva más rico, como lo describe la nueva Ciencia de las Redes.

    Por una nueva televisión. Al intenso debate que culminó con la aprobación parlamentaria de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual –larga deuda que el sistema político democrático tenía con la sociedad– le sigue el proceso de implementación que concretará el acceso a las diversas licencias radiales y televisivas. Un proceso que estará cruzado por un sinnúmero de batallas en el ámbito de la Justicia, pero que no serán un impedimento hacia la democratización de los medios, tanto tiempo demorada.
    La televisión digital abierta, tuvo como impulso para su desarrollo tecnológico un marcado aumento en la calidad de su imagen en las pantallas del televisor, pero también significó la posibilidad de un más eficiente uso del recurso natural y escaso que es el espectro radioeléctrico, medio a través del cual, las ondas electromagnéticas se propagan en el espacio para llevar su información a los receptores. Esto se traduce en la posibilidad técnica de incrementar en forma sustancial y a un menor costo, la cantidad de señales, que sin interferencia pueden ser emitidas en forma simultánea. Aprovechar esta característica que brinda la tecnología digital, está totalmente alineada con el espíritu de una mayor diversificación de expresiones. Lo que la tecnología permite, se multiplica por lo que la norma impulsa, una efectiva democratización de acceso a los medios de comunicación audiovisual.
    El Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre (TDT), que impulsa una televisión digital abierta y gratuita, avanza en su implementación con la reciente instalación de cinco nuevas estaciones transmisoras. Una en Puerto Tirol, Chaco, cubriendo cinco municipios incluyendo los tres urbanos de la ciudad de Resistencia. Las de Campana, Baradero, Cañuelas y La Plata se suman a la emisora que antes del Mundial de Fútbol ya operaba desde el edificio del Ministerio de Desarrollo Social en Avenida 9 de Julio, conformando el área de frecuencia digital única más grande del mundo y convirtiendo a la Argentina en pionera tecnológica en su implementación. Esto significa operar varios transmisores en áreas geográficas contiguas haciendo uso de los mismos canales de frecuencias sin fantasmas ni interferencias.
    Cuando se complete el plan de instalación de las 47 estaciones transmisoras del Sistema Argentino de TDT, las 600.000 personas que ya cuentan hoy con cobertura, alcanzarán al 75% de la población del país. De estos, un millón trescientos mil hogares habrán recibido gratuitamente los receptores decodificadores que en su mayoría se fabricarán en el país para recibir las señales digitales en sus televisores analógicos. El resto de la población podrá adquirirlos en los comercios de electrodomésticos, a los que la presidenta Cristina Fernández solicitó que los comercialicen a un precio muy bajo compensado por el auge del consumo generado por la política económica.
    La estación que Arsat (sociedad anónima de capital estatal) tiene en Benavidez actuará de centro de control, monitoreo y distribución por fibra óptica y satélite de la televisión digital a través de 16 señales conformadas en principio por Canal 7, el canal educativo Encuentro, el infantil Paka Paka, Telesur, a los que ya se suman las señales privadas C5N, CN23, el canal de deporte GolTV y a partir del mes próximo, Canal 9 y Telefé. También el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales se sumará en diciembre con su señal Incaa TV, dedicada al cine argentino y latinoamericano, para el que se destinaron $ 40 millones para la compra de derechos de mil películas nacionales. Por su parte, las universidades se sumarán con la producción de 230 horas de contenidos para televisión. Esto también será un impulso adicional a la industria de producción de contenidos audiovisuales que en 2009 exportó unas 40 mil horas de programación televisiva a 80 países, alcanzando un volumen de facturaciones de US$ 2.355 millones, lo que ya representa el 3,5% de nuestro comercio al exterior.

    Del mapa al territorio. El Gobierno dio también visto bueno al acuerdo arribado entre los socios de Telecom Argentina de poner fin a sus demandas, juicio y reclamos recíprocos. De esta manera, Telecom Italia y su socio local, el Grupo Werthein han dirimido sus diferencias surgidas con la compra de una porción del paquete accionario de control de Telecom Italia por parte de Telefónica de España aceptando la incumbencia de las leyes argentinas en sus órganos de dirección. Esto obligó también a que Telefónica se sume al acuerdo inhibiéndose al intercambio de información y toma de decisiones que puedan influir en el accionar de sus empresas Telefónica de Argentina y Telecom Argentina, siguiendo similares compromisos alcanzados dos años atrás con el gobierno de Brasil. Telecom Italia también cesa en sus reclamos contra la Argentina frente al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y junto con Telefónica de España se someten a las leyes argentinas. Quedará por ver si el esquema aceptado por el Gobierno de abstención de participación de Telefónica de España en discusiones y votaciones que involucren las actividades de Telecom Italia en Argentina y de controlar documentos como las actas de directorio, minutas de reunión de predirectorio permiten a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia velar por la existencia de una tensión competitiva. El incremento de participación de Telecom Italia al 58% en Telecom Argentina, aumentando la incidencia de Telefónica en la misma, parecería tornar este intento en una quimera.
    Por otro lado, la declaración de interés público de la producción y distribución de papel de diario en el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación, que fijaría un único precio para la venta de papel para diarios y limitaciones en la participación accionaria de los diarios en la producción de papel, junto con el envío del anteproyecto de marco regulatorio para la venta del papel de diario y los avances en la investigación judicial por la apropiación de Papel Prensa configuran pasos concretos en la transformación del mapa comunicacional argentino en el campo de la prensa escrita.
    Democratización del acceso a las tecnologías, igualdad de oportunidades de acceso a los servicios de comunicación, federalización de la banda ancha. Muchas formas de expresar una política que gira en torno a la implementación de medidas que garantizan derechos universales. El Plan Quinquenal Argentina Conectada, tan caro en su denominación a la liturgia peronista, destinará fondos por $ 8 mil millones para integrar de manera igualitaria a todo el país alcanzando 10 millones de hogares. Junto a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el Sistema Argentino de TDT, el Plan Conectar Igualdad y las medidas tendientes a establecer iguales oportunidades de acceso a la pasta celulósica y el papel para diarios darán impulso a la multiplicidad de voces estimulando la participación y asegurando la libertad de expresión en un proceso de transformación de una Argentina más compleja, equitativa y madura.

    • Cablevisión desafía al Gobierno y anuncia un fuerte plan de inversiones en Fibertel
    El Grupo Clarín, ignorando la Resolución 100 de la Secretaría de Comunicaciones que dictó la caducidad de la licencia de telecomunicaciones de Fibertel, anunció a través de Cablevisión sus planes de expansión por US$ 1.600 millones. La empresa prevé para los próximos cuatro años la ampliación de su red, la digitalización de su servicio de televisión por cable y de alta definición. Además, lanzó su servicio de conectividad a internet de 6 megabits por segundo a $99 por mes y planea ofrecer un servicio de banda ancha de 30 megabits por segundo para fin de año. Fibertel intentará así incrementar sus negocios y demostrar a sus clientes que no acatará la decisión oficial que cancela su licencia para operar.

    original en SUR:

    http://sur.elargentino.com/notas/tecnologia-para-abrir-cabezas

    Read Full Post »

    FRENKEL

    LOS DESBALANCES GLOBALES
    Publicado el 26/10/2010

    Por Roberto Frenkel
     
    El problema de los desbalances globales (global imbalances) ocupa mucha atención de analistas académicos y no académicos y también de organismos internacionales, desde institutos de las Naciones Unidas hasta el FMI. La preocupación por el tema se manifiesta principalmente en los Estados Unidos, pero no exclusivamente. Por ejemplo, la cuestión mereció una sesión completa en las recientes Jornadas Monetarias y Bancarias 2010 de nuestro Banco Central. Los desbalances son motivo de gran polémica porque el espectro de diagnósticos es muy amplio. Un polo de la discusión urge medidas rápidas para corregir las tendencias recientes porque las predice insostenibles y conducentes a una crisis global. El polo opuesto cuestiona que los desbalances constituyan un problema, diagnostica que las tendencias son sostenibles por largo tiempo y hasta considera los desbalances como un aspecto necesario del orden monetario mundial presente. Entre ambos polos se registran posiciones diversas con distintos matices. En esta nota examinamos el tema procurando esbozar una visión desde los países en desarrollo.El lado deficitario de los desbalances globales está altamente concentrado en el déficit de cuenta corriente de los Estados Unidos. En 2006, cuando alcanzó su máximo histórico, ese déficit sumó 803 mil millones de dólares, equivalentes a 6% del PIB de Estados Unidos y 1.5% del producto mundial. Entre 2005 y 2008 el déficit promedió 746 mil millones de dólares, equivalentes a 5.5% del PIB de Estados Unidos y 1.4% del producto mundial. En el mismo período, el área del euro en su conjunto tuvo un resultado de cuenta corriente aproximadamente equilibrado (aunque, dentro del área, Alemania ostentó un importante superávit y el resto de países fue predominantemente deficitario), mientras que el agregado de Japón y el resto de países desarrollados tuvo superávits del orden de los 300 millones de dólares anuales. Entre 2005 y 2008 el déficit de los Estados Unidos representó 58% de la suma de los resultados de cuenta corriente de todos los países deficitarios del mundo.

    Ese panorama cambió con la crisis: el déficit de Estados Unidos se contrajo a poco más de la mitad con la recesión de 2009. Si el cambio de tendencia observado con la crisis es transitorio o permanente es un interrogante crucial en la discusión. Personalmente me inclino a pensar que la economía norteamericana continuará mostrando un déficit importante.

    La tendencia y la magnitud extraordinaria que alcanzó el déficit de Estados Unidos fueron una de las novedades que trajeron los años 2000. Esta novedad parece ser una de las motivaciones de la emergencia del tema de los desbalances globales como un “problema” que requiere solución. El déficit mostró una tendencia nítidamente creciente desde 1998, luego de las crisis asiáticas. Sin embargo, no debe dejarse de lado que el país también mostraba resultados deficitarios antes. En realidad, Estados Unidos tuvo importantes déficits desde 1983, que alcanzaron un máximo en 1986, se redujeron en la segunda mitad de la década de los ochenta y emergieron nuevamente a principios de los años noventa.

    Las transacciones internacionales de bienes y servicios son un sistema cerrado: si algunos tienen déficit otros deben tener superávit necesariamente. El lado superavitario de los desbalances globales ha ido cambiando en el tiempo. Hubo un cambio entre la década de los años 2000 y el pasado y hubo otro cambio significativo dentro de la última década. Antes de las crisis asiáticas el superávit que era contraparte de los déficits de Estados Unidos y otros países se concentraba en Japón y Europa. Muy pocas economías en desarrollo mostraban superávit (por ejemplo, China y Malasia). La cuenta corriente deficitaria era la modalidad de inserción internacional de la gran mayoría de las economías en desarrollo. El cambio que se produjo después de las crisis asiáticas, desde inicios de los años 2000, fue que un número significativo de economías de mercado emergente comenzó a generar superávit. Por otro lado, en el mismo período, el superávit que ya ostentaba China tomó una tendencia rápidamente creciente. Esto era verdaderamente novedoso. Por primera vez desde el comienzo de la globalización financiera el agregado de economías de mercado emergente (economías en desarrollo con integración financiera internacional) mostraba un resultado de cuenta corriente superavitario: los capitales fluían de los países en desarrollo hacia los desarrollados. Creo que este fenómeno es otra motivación de la aparición del “problema” de los desbalances globales, junto a las inéditas magnitud y tendencia del déficit de los Estados Unidos. Algo semejante había ocurrido con la emergencia de grandes déficits norteamericanos en los años ochenta, cuando Japón se constituyó en el foco de la preocupación norteamericana. En los años 2000 el foco fue China y otras economías en desarrollo superavitarias, especialmente las del este de Asia.

    Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que también Alemania comenzó a generar importantes y crecientes superávits de cuenta corriente desde 2002 y que el tradicional superávit de Japón también mostró una tendencia creciente en el mismo período. De hecho, hasta 2004 inclusive, los mayores superávit de cuenta corriente del mundo correspondían a Japón y Alemania, mientras el superávit de China ocupaba el tercer lugar. Solamente a partir de 2005 el superávit de China es el mayor entre los países superavitarios, seguido por los de Japón y Alemania. Los roles de Alemania y Japón no son para nada despreciables. En 2006, el año de máximo déficit de cuenta corriente en los Estados Unidos, los superávit de los tres países mencionados fueron (en miles de millones de dólares): China, 253.3; Alemania, 190.2 y Japón, 170.4. Otros países en desarrollo y exportadores de petróleo tienen individualmente superávits de menor magnitud, pero agregados suman una cifra importante.

    La preocupación por una tendencia creciente del déficit en los Estados Unidos (si se repone en el futuro) puede ser justificable y merece sin duda ser discutida. Particularmente porque un episodio crítico causado por un ajuste abrupto de ese déficit tendría efectos negativos globales. Merece discutirse si los desbalances globales constituyen o no un problema, pero los datos expuestos indican que es injustificado el foco casi exclusivo en el superávit de China y otras economías de mercado emergente que algunos ponen en la discusión, atribuyendo ese superávit (y consiguientemente el déficit norteamericano) a distorsiones en los países de mercado emergente provocadas por sus políticas cambiarias y comerciales.

    Los datos expuestos muestran lo esencial del “problema”. Entre los que reclaman una solución urgente para revertir tendencias que consideran insostenibles hay muchos, principalmente en los Estados Unidos, que sostienen que los desbalances globales jugaron un rol principal en la gestación de la crisis reciente. No tenemos lugar aquí para presentar en detalle sus argumentos, pero podemos decir que no resultan muy convincentes en el plano académico. En este plano el consenso ubica como principal factor de la crisis la gran fragilidad financiera alcanzada por el sistema globalizado con centro en los Estados Unidos, en conjunción con el desplome de la burbuja inmobiliaria a partir de 2006. De hecho, la crisis financiera afectó más a países desarrollados con alto superávit pero gran exposición a activos en los Estados Unidos, como Alemania, que a otros países desarrollados con déficit de cuenta corriente pero con menor exposición al riesgo norteamericano. Con respecto a la relación entre la crisis y los desbalances globales, el consenso académico reconoce que ambos pueden tener una raíz común en la bajísima tasa de ahorro que exhibía la economía norteamericana antes de la crisis, pero descarta el alto déficit de cuenta corriente como causa.

    Quienes preveían una crisis causada por el déficit de cuenta corriente de los Estados Unidos razonaban por analogía con las crisis experimentadas por las economías de mercado emergente deficitarias. Frente a la tendencia creciente del déficit preveían una brusca reducción de la confianza en los activos norteamericanos, que incluiría los títulos de la deuda pública, y la consiguiente liquidación rápida de dólares y activos denominados en dólares. Esto provocaría una abrupta depreciación del dólar, cuyos efectos inflacionarios inducirían a la Reserva Federal a elevar significativamente las tasas de interés, lo que empujaría a Estados Unidos y el resto del mundo a la recesión.

    Ocurrió una crisis, pero no fue la prevista por los que ponían el foco en los desbalances globales. De hecho, ocurrió lo opuesto a lo que se preveía: hubo una “fuga a la calidad” que produjo la apreciación del dólar y los bonos del Tesoro.

    Los intereses nacionales juegan indudablemente un papel significativo en la formulación de los distintos diagnósticos. Pero éstos también arrastran preconceptos. La cuestión crucial es la sostenibilidad de déficits de cuenta corriente importantes en un número de países desarrollados, singularmente en los Estados Unidos. Colocamos la cuestión en la sostenibilidad de los déficits en países desarrollados porque los déficits en los países en desarrollo no ameritan mucha discusión adicional. La experiencia de cuatro décadas de globalización ha mostrado claramente que déficits de cuenta corriente importantes resultaron insostenibles en los países en desarrollo. Lo que está realmente en discusión es la sostenibilidad de déficits en Estados Unidos y otras economías avanzadas.

    Que una tendencia sea sostenible no significa que sea permanente. La permanencia es un concepto de los economistas referido a un período infinito abstracto. En cambio, la sostenibilidad es una conjetura referida a un período más o menos prolongado pero previsible con los datos y conocimientos con que se cuenta actualmente, que no se suponen eternos. Una tendencia es sostenible si, en su previsión con los datos y parámetros conocidos en la actualidad, no se prevén procesos que tiendan espontáneamente a revertirla. Aseverar que un país no puede tener déficit de cuenta corriente permanentemente es una verdad de Perogrullo, como veremos enseguida. Distinto es aseverar que Estados Unidos y otras economías desarrolladas pueden sostener déficits de cuenta corriente por un período prolongado sin que eso inhiba o deteriore el funcionamiento normal de esas economías y las del resto del mundo.

    El resultado de la cuenta corriente de un país en cierto período es necesariamente igual al aumento (en el caso de superávit) o la disminución (en el caso de déficit) de los activos netos, reales o financieros, poseídos por los residentes de ese país en el resto del mundo. Si en un período el país X tiene superávit en sus transacciones con el país Y (el país Y tiene déficit con el país X), al fin del período los residentes de X poseerán necesariamente más activos en el país Y (papeles de deuda de residentes de Y o capital en el país Y). En principio, no hay razón para que esta situación no se repita período a período, mientras los residentes de X acepten los activos de Y como pago por su superávit.

    El resultado de la cuenta corriente no es el desequilibrio en un mercado, esto es, un exceso de demanda que el movimiento de un precio tienda espontáneamente a cerrar. Un resultado nulo de la cuenta corriente suele denominarse “equilibrado” (esto es probablemente un residuo arqueológico del período de escaso movimiento internacional de capitales), pero un resultado no nulo no es un “desequilibrio” en el sentido mencionado arriba: no pone automáticamente en marcha un mecanismo “corrector”. El balance en cuenta corriente arroja un resultado que tiene como contrapartida necesaria los movimientos netos de capital (la generación de deudas o la transferencia de propiedad de activos) que cancelan las transacciones corrientes de bienes y servicios. En un contexto de libre movilidad de capitales como el que rige actualmente en la mayor parte de la economía mundial, particularmente entre los países que son parte de la globalización financiera, no hay razón lógica por la que un país desarrollado, particularmente los Estados Unidos, no pueda sostener un déficit de cuenta corriente por un período prolongado, mientras los países superavitarios acepten sus activos como pago por sus superávits corrientes.

    Claro está que si la situación superavitaria del país X con respecto al país Y se prolongara por suficiente tiempo, todo el capital del país Y sería posesión de los residentes del país X. Aún así, los residentes de Y podrían intentar pagar su déficit de cuenta corriente con la emisión de más deuda, pero ésta difícilmente sería aceptada por los residentes de X, ya que los residentes de Y no contarían con capital propio. Esta es la razón por la cual la aseveración de que un país no puede tener permanentemente déficit de cuenta corriente es una verdad de Perogrullo. Pero no estamos hablando de déficits permanentes sino de déficits sostenibles.

    Una fuente de los preconceptos que afectan la discusión de los desbalances globales es que en algunos diagnósticos superviven atributos de los sistemas monetarios y financieros internacionales experimentados en el pasado que ya no tienen existencia. El sistema monetario y financiero internacional actual tiene atributos históricamente novedosos cuyas diferencias con los que rigieron en el pasado no tiene suficiente reconocimiento en algunos diagnósticos. Algunos de ellos, por ejemplo, no toman suficientemente en cuenta el carácter global que adquirió la propiedad del capital y tienden a percibir los desbalances globales como desequilibrios. Como mencionamos arriba, esta perspectiva proyecta al contexto actual una visión de los balances de pagos propia del período regido por el acuerdo de Bretton Woods, cuando los movimientos internacionales de capital eran poco significativos.

    Tampoco sirve de referencia válida la experiencia histórica previa de globalización financiera, la que tuvo lugar entre 1870 y la primera guerra mundial, cuyo sistema monetario estaba basado en el patrón oro. Gran Bretaña jugaba entonces en el sistema un rol central semejante al que desempeña actualmente Estados Unidos, pero la moneda internacional era el oro y no la libra esterlina. En este sentido, Gran Bretaña no gozaba del “exorbitante privilegio” del que goza Estados Unidos actualmente. Como en otros países, déficits en cuenta corriente importantes en Gran Bretaña por un período prolongado podían afectar sus reservas de oro. Entonces Gran Bretaña, como el resto de los países participantes del sistema, debía elevar su tasa de interés para atraer capitales y defender la paridad cambiaria. El aumento de las tasas de interés tenía efectos recesivos que reducían las importaciones y tendían a ajustar el déficit de cuenta corriente.

    La característica más novedosa del sistema monetario y financiero internacional actual es que constituye la primera experiencia histórica de globalización financiera basada exclusivamente en monedas fiduciarias y, además, con tipos de cambio flotantes. El dólar se constituyó en la moneda internacional en el período de vigencia del acuerdo de Bretton Woods y sobrevivió como tal a la caída del acuerdo y la flotación de las monedas de los países desarrollados. Desde ese momento el sistema monetario y financiero internacional opera con una gran predominancia del dólar. Esa predominancia resultó fortificada recientemente por las dificultades que enfrentó este año la zona del euro en el tratamiento de las deudas públicas de los países que la integran.

    Hemos sugerido en otro artículo que la supremacía del dólar como moneda internacional puede en parte explicarse porque el dólar es una moneda nacional que cuenta con un prestamista de última instancia de máxima credibilidad. Pero, cualquiera sea la razón que hace del dólar la moneda global por excelencia, esto otorga atributos singulares al balance de pagos de los Estados Unidos. En primer lugar, a través de su déficit de balance de pagos Estados Unidos provee a la economía mundial de la liquidez imprescindible para su expansión. En segundo lugar, el país tiene, en principio, una posibilidad ilimitada de generar activos en moneda internacional cuya transferencia a no residentes sirva de contraparte de sus déficits de cuenta corriente. Consecuentemente, la cuestión de la sostenibilidad de los déficits en los Estados Unidos se centra en la aceptabilidad de la moneda norteamericana y los activos de ese país por parte de los residentes en el resto del mundo durante un período más o menos prolongado.

    Sin embargo, también debe tenerse en cuenta un elemento que está fuera del plano estrictamente económico: la aceptabilidad por parte de la elite política de Estados Unidos de la creciente internacionalización de la propiedad del capital en ese país que supondría la persistencia de los déficits de cuenta corriente. En los años setenta y ochenta del siglo pasado los capitales de origen japonés enfrentaron resistencia política, pero esta se diluyó más adelante. Desde los años noventa no se percibieron dificultades con relación a los capitales de Japón, Alemania, Arabia Saudita y otros países petroleros. Actualmente la resistencia es evidente en el caso de China, pero en éste el nacionalismo norteamericano está probablemente más asociado con el capital de propiedad estatal y la naturaleza del régimen político chino que con los negocios. Los capitales de otros países en desarrollo no han enfrentado resistencias políticas y, en principio, no deberían enfrentarlas en el futuro.

    La visión de los desbalances globales desde la perspectiva de los países en desarrollo se resume en lo siguiente: un período de déficit de cuenta corriente más o menos prolongado en Estados Unidos y otras economías avanzadas es necesario para que los países en desarrollo sostengan un período equivalente de crecimiento rápido, que de lugar al aumento continuado de los ingresos per cápita y a la diversificación de sus economías.

    Esta visión es la conclusión sistémica de las lecciones sobre desarrollo más robustas aprendidas en las últimas décadas. Es evidencia robusta, por ejemplo, que entre 1970 y comienzos de los años 2000, las tasas de crecimiento de las economías en desarrollo tuvieron significativa correlación positiva con los resultados de la cuenta corriente: crecieron más los países con mayor superávit o menor déficit. En esas tres décadas (la primera fase del período de globalización financiera) también es robusta la evidencia sobre la insostenibilidad de déficits significativos de cuenta corriente en las economías en desarrollo: la sucesión de crisis externas, acelerada en la segunda mitad de los años noventa, ilustró llamativamente este punto. La experiencia de la última década reforzó las lecciones provistas por la historia previa. En la década de los años 2000, antes de la crisis suprime, la tasa de crecimiento del conjunto de economías en desarrollo se aceleró y, por primera vez desde los años setenta del siglo pasado, se despegó significativamente de la tasa de crecimiento de las economías avanzadas. Esta aceleración del crecimiento estuvo asociada con la generación de superávits en cuenta corriente en un número importantes de economías de mercado emergente. Más adelante, los impactos recesivos de la crisis también discriminaron positivamente a las economías en desarrollo superavitarias. En el año 2009 la contracción del producto en las economías en desarrollo mostró correlación significativa con los resultados de cuenta corriente exhibidos en el período 2005-07: la contracción fue menor (o se observó una tasa positiva de crecimiento) en las economías que habían experimentado mayor superávit o menor déficit hasta 2007. La mencionada evidencia estadística comparativa internacional se suma a los conocimientos derivados de las historias económicas de muchas economías en desarrollo. El caso argentino es paradigmático en este aspecto.

    Los economistas no somos sabios en materia de políticas de desarrollo, pero sabemos con bastante certeza que contextos y políticas favorables al crecimiento, en muchos casos asociadas con la preservación de tipos de cambio competitivos y la acumulación de reservas, son concomitantes con la generación de superávits de cuenta corriente. Sabemos también que no son sostenibles procesos que generan déficits de cuenta corriente persistentes. Consecuente, las recomendaciones nacionales de políticas macroeconómicas favorables al crecimiento apuntan a la generación de cuentas corrientes superavitarias en cada una de las economías en desarrollo. Me gustó como colocó la cuestión Jan Kregel al final de su presentación en las recientes Jornadas del BCRA. Dijo más o menos lo siguiente: “si les recomiendan déficits de cuenta corriente les están diciendo que continúen subdesarrollados”. La generalización de estas políticas al conjunto de economías en desarrollo implica necesariamente que los países avanzados deben ser deficitarios.

    Ciertamente, debe reconocerse que los países en desarrollo no han aplicado las políticas que tienden a generar superávit de cuenta corriente simultáneamente y no parece que esto ocurra en el futuro cercano, de modo que las mencionadas recomendaciones de política en cada uno de los países en desarrollo no pueden ser acusadas de inconsistencia global, aunque se perciba a los desbalances globales como un problema. Un país pequeño en términos internacionales no tiene razón para preocuparse por las repercusiones internacionales de sus políticas. Sin embargo, si se valora el debate internacional y las posibilidades de mejorar las instituciones internacionales para hacerlas más favorables al desarrollo debe atenderse la cuestión de la consistencia global de las políticas de desarrollo y lidiar desde esta perspectiva en el tema de los desbalances globale.

    Como enseñó Keynes, las ideas económicas son muy importantes. A veces, como ocurrió con la debacle del acuerdo de Bretton Woods, se adoptan malas decisiones porque la política está orientada por ideas económicas erróneas. La cuestión de los desbalances globales merece discutirse porque cuanto más se extienda la creencia en la sostenibilidad de los déficits de Estados Unidos y otras economías avanzadas, más favorables al desarrollo serán las instituciones internacionales.

    original en ESCENARIOS ALTERNATIVOS:
    http://www.escenariosalternativos.org/default.asp?seccion=coyuntura2&subseccion=coyuntura2&nota=3891

    Toda la información contenida en estas páginas pertenece (a) a las fuentes citadas de buena fe; (b) a sus autores declarados; ó (c) a INFORMACION ESTRATEGICA, por lo que queda prohibida su reproducción total o parcial sin expreso consentimiento de (a), (b) ó (c). – Todos los derechos reservados

    Read Full Post »

    Older Posts »